lunes, 10 de noviembre de 2008

Problemas circulatorios



Siempre se ha dicho que los problemas circulatorios son herencia de nuestras madres y abuelas y que no hay remedio.

Sí que es cierto que este problema, como muchos otros, tiene un componente hereditario importante, ya que un mal funcionamiento orgánico se puede ir heredando.

El caso es que como todo desajuste orgánico y energético puede tener una mejora e incluso una sanación gracias a las muchas técnicas naturales, que contemplan la enfermedads como eso mismo, un bloqueo energético que se puede subsanar.

Cuando existe un problema de circulación de retorno, unas varices, edema o inflamación de las piernas..., está habiendo una disfunción de los órganos que tienen la función de controlar y transportar los líquidos del cuerpo, que son, desde la visión de la Medicina Tradicional China, el Bazo, el Páncreas y el Estómago.
Puede haber a la vez otros síntomas como inflamación del abdomen, sentimiento de frío o calor del mismo, pesadez, contracturas en la espalda... Y a nivel emocional, obsesiones, exceso de preocupación o de reflexión...

Y todo esto tiene solución gracias a ciertos cambios en la alimentación, el uso de complementos dietéticos como la cola de caballo, la alcachofera o el desmodium, que ayuden a limpiar la sangre y los órganos depuradores, la ayuda de masajes y, para una solución lo más definitiva posible, un tratamiento con acupuntura.

Ese mismo tratamiento normalmente hace bajar de peso, disminuir la retención de líquidos y sube nuestra energía general, provocando que tengamos menos cansancio y más ganas de movernos.

www.terapeutanatural.com

1 comentario:

Trucos Naturales dijo...

Feliz año Moni ;-)
Tienes mucha razón los problemas tienen una raíz muy profunda en el desequilibrio de ciertos órganos.
Las plantas medicinales son geniales para ello, yo le meterá el Cardo mariano y la Ortiga verde...

Un besazo.